Sucre

La ciudad de Sucre es bella en sí misma, lo dicen muchos de los visitantes que han recorrido sus calles estrechas y el centro histórico. Susurros, risas, palabras al viento. Muchachos y muchachas apertrechados con libros y cuadernos, vienen y van por calles antiguas, románticas, evocadoras. Sucre es un hermoso conjunto arquitectónico de blancas paredes y formas coloniales.

Fue sede de importantes instituciones coloniales entre las que destacan el Colegio San Juan Bautista, la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier, la Academia Carolina y la Real Audiencia de Charcas la que administró la justicia durante la época colonial. Sucre fue la primera ciudad de América que levantó la bandera de la insurrección anticolonial un 25 de mayo de 1809.

Al final de cruentas guerras que se pelearon por 16 años, eventos bélicos que dieron lugar a la Asamblea Deliberante, la que desde Chuquisaca, el 6 de agosto de 1825 declaró a Bolivia como República unitaria, libre, independiente y soberana, firmándose el Acta de la Independencia y dando nacimiento a lo que hoy se conoce como Estado Plurinacional de Bolivia.

Sucre, Capital del Estado Plurinacional de Bolivia y del departamento de Chuquisaca, es un lugar en perpetuo sosiego. Inspiradora y discreta por su esencia colonial y sus aires de arte y cultura, por su atmósfera de intelectualidad y tranquilidad. Presentamos a continuación, algunas sugerencias que el amable visitante puede considerar a su paso por Sucre, la ciudad de los cuatro nombres.

Busca en tu Viaje

  • Hospedaje

  • Restaurantes

  • Transporte